Joyland: Pakistán prohíbe la película candidata al Oscar que trata sobre un amor trans – La-Lista

Grupos islámicos denuncian una película que ganó el prestigioso premio del jurado en el Festival de Cannes y que cuenta con Malala Yousafzai como directora ejecutiva.
Grupos islámicos denuncian una película que ganó el prestigioso premio del jurado en el Festival de Cannes y que cuenta con Malala Yousafzai como directora ejecutiva.
El gobierno de Pakistán prohibió la película que será su candidata a los Oscar después de la presión ejercida por los grupos islámicos de línea dura, que calificaron su representación de una relación amorosa entre un hombre y una mujer trans como “repugnante” y “sumamente objetable”.
Joyland, dirigida por Saim Sadiq, fue presentada como candidata oficial de Pakistán en la categoría de mejor película internacional en los Oscar, y su estreno en el país estaba previsto para esta semana.
La película cuenta la historia de Haider, un joven casado de una familia de clase media de Lahore, que se une a un teatro de danza erótica y se enamora de Biba, una intérprete transgénero.
La película recibió grandes elogios en el circuito de festivales por su descripción sensible y crítica de la sociedad patriarcal de Pakistán. Fue el primer largometraje de Pakistán en ser seleccionado oficialmente en el festival de Cannes, donde recibió el prestigioso premio del jurado.
Malala Yousafzai, la pakistaní ganadora del premio Nobel que se unió al proyecto como directora ejecutiva, la calificó como “un momento de gran alegría… Los temas que se tocan en esta película resuenan en personas de todo el mundo”.
La junta de censura del gobierno de Pakistán había aprobado Joyland, sin embargo, se retractó después de que se iniciara una campaña contra la película, liderada por los partidarios de la línea dura religiosa del país y los poderosos partidos de derecha islámicos, entre ellos Jamaat-e-Islami (Congreso Islámico).
El senador Mushtaq Ahmed Khan, del movimiento islámico Jamaat-e-Islam, acusó a la película de promover la homosexualidad, que sigue siendo ilegal en Pakistán, y de ser “contraria a los valores pakistaníes”.
En una orden emitida por el Ministerio de Información y Radiodifusión del país durante el fin de semana, se informó que se recibieron quejas por escrito sobre Joyland, alegando que la película no “corresponde a los valores sociales y las normas morales de nuestra sociedad y es claramente repugnante respecto a las normas de decencia y moralidad”.
Joyland ahora carece de certificación para todos los cines de Pakistán, lo que significa que su estreno está prohibido en el país. La prohibición pone en peligro las posibilidades de la película en los Oscar, ya que es una condición para su participación que la película sea proyectada en su país de origen.
En un comunicado, Sadiq calificó la prohibición como una “grave injusticia” y señaló que impugnaría la decisión.
“Este repentino cambio de opinión del Ministerio de Información y Radiodifusión de Pakistán es absolutamente inconstitucional e ilegal”, dijo Sadiq, acusando al Ministerio de ceder a la “presión de algunas facciones extremistas”.
Sarwat Gilani, una de las actrices de la película, denunció lo que, según dijo ella, era una campaña de desprestigio pagada por “algunas personas maliciosas que ni siquiera han visto la película”.
“Es vergonzoso que una película de Pakistán realizada por 200 pakistaníes durante seis años, que fue ovacionada de pie desde Toronto hasta El Cairo y Cannes, se vea obstaculizada en su propio país”, señaló Gilani. “No le quiten a nuestro pueblo este momento de orgullo y alegría”.
En entrevistas anteriores, Sadiq habló de su preocupación por el estreno de la película en Pakistán.
Hablando con la revista Variety, comentó que esperaba que la película ofreciera una perspectiva fresca y no occidental sobre las cuestiones trans. “Esta película introduce un nuevo punto de vista en la conversación sobre este tema, porque es refrescante ver a un personaje trans muy empoderado que resulta ser de color y musulmán y que se encuentra en un país como Pakistán”, dijo.
Pakistán, que es una estricta república islámica, tiene un largo historial de prohibición de contenidos cinematográficos y culturales que desafían las normas religiosas o sociales del país. En marzo, los censores prohibieron la película pakistaní I’ll Meet You There por presuntamente presentar una visión negativa de los musulmanes. El Código Da Vinci es una de las películas de Hollywood que fueron prohibidas por los censores del gobierno.
La escritora paquistaní Fatima Bhutto calificó la prohibición como “insensata”. “Pakistán abunda en artistas, cineastas, escritores y tiene una riqueza cultural y, lo que resulta más importante, una valentía que el mundo admira”, dijo Bhutto en un tuit. “Un Estado inteligente celebraría y promovería esto, no lo silenciaría ni lo amenazaría”.
DCS MEDIA & COMMUNICATIONS SA DE CV COPYRIGHT (C) 2020. ALL RIGHTS RESERVED.

source

About fira

Check Also

Unexpected: Outstanding 80s Star Irene Cara, Dead at 63 – krforadio.com

Over the weekend singer, songwriter, actress, Oscar, Golden Globe, and Grammy winner Irene Cara passed …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *